DREAMLAND, LA LEGALIDAD Y EL POR QUÉ SU UBICACIÓN

Este proyecto cuenta con el aval del informe de la Reserva de la Biosfera y de Impacto Patrimonial y encuentra su ubicación en esta zona de Corralejo, al igual que las grandes extensiones de parques solares que representan 1.000.000 m2, y alejada de la urbanizaciones y edificaciones abandonadas que sí están junto a las Dunas.

 

Dreamland llega para diversificar la economía majorera y que no es un parque temático, es un espacio dedicado al desarrollo tecnológico y audiovisual. Se trata de una iniciativa privada, dispuesta a realizar una inversión de 130 millones, para convertir a Fuerteventura en un referente mundial, tomando la delantera de lo que ya es una realidad, la era digital.

La ubicación de Dreamland

Los estudios se ubican a 440 metros del inicio del Parque de las Dunas de Corralejo, alejado de las urbanizaciones que se encuentran en el mismo Parque y de las construcciones abandonadas que fueron en su día destinadas al turismo.

Este proyecto llega para diversificar la economía, con el aval del informe de la Reserva de la Biosfera, donde se refleja que no está en suelo protegido, ni en zona ZEC o ZEPA. Los 160.000 metros cuadrados necesarios para este proyecto, encuentran aquí su ubicación, al igual que
las grandes extensiones de parques solares que representan 1.000.000 m2,- y que sin embargo, no fomentan la creación de empleo-, precisamente porque la mayoría del territorio majorero está protegido.

¿Por qué esta ubicación?

Los estudios estarían a 150 metros de la autovía, por lo que hablamos de un lugar semi antropizado y en un suelo rústico común dotacional, que es el único que permite desarrollar un proyecto de estas características. El suelo industrial y la gran extensión urbanizable de Fuerteventura no lo permite.

Dreamland cuenta además, con un informe de Impacto Patrimonial que garantiza que se trata de una zona vacía de contenido arqueológico y etnográfico, y sin impedimento para las instalaciones y edificaciones cinematográficas. Es por ello que se inicia la tramitación de Interés Insular, que, con protección en este terreno, no podría darse.

La digitalización en Europa tiene un déficit de 500.000 trabajadores al año y Dreamland ayudará a la capacitación digital de las generaciones futuras en Fuerteventura. Esta iniciativa privada no puede disponer libremente del suelo de Fuerteventura, pero si darle la oportunidad a los jóvenes de formarse y crear un futuro diferente y próspero para la isla. Así lo han visualizado otros ayuntamientos de las islas de Gran Canaria y Tenerife que han mostrado ya su interés en acoger estas instalaciones, a la vista de su enorme potencial económico. En estas islas, todas las fuerzas políticas apoyan sin fisuras el desarrollo de la industria audiovisual.

Material gráfico aquí: Dreamland una oportunidad para Fuerteventura